miércoles, 22 de enero de 2014

EL SÍNDROME DEL ETERNO VIAJERO

"El día que mi hermana tenga un bebé, ese día, esté donde esté y sea como sea mi vida, volveré a Madrid para disfrutar del peque por una temporada". Es algo que llevo diciendo años, siempre que alguien me ha preguntado "¿Cuando volverás a España?" "¿Cuando vas a parar de viajar a un lado y otro?". El momento ha llegado ¡Voy a ser tía! Y no solo eso, ¡El niño nacerá para mi cumpleaños!

Esta es la razón por la que he decidido pasar los últimos tres meses en Roma y, después, volver a España dos semanas antes de que nazca el bebé y así poder disfrutar de él.

Cuando se lo dije a mis amigos y familia me dijeron "¿Cuanto tiempo tardarás en querer volver a irte?" Al principio respondía, "No no, ya me quedo en Madrid". Cuando la gente seguía insistiendo pasé a "Bueno, seguro el primer año del pequeño".

Hace unos días mi amiga Almudena puso en mi muro de facebook un video acompañado de un "¡Lo vi y me acordé de ti! :)". Me hizo pensar.




El síndrome del eterno viajero...¿Tendré yo este síndrome? No estoy segura.... De lo que si que estoy segura es de que es de las cosas que mas feliz me hace en la vida, me hace sentir viva. Para mi es una adicción, algo que necesito.

¿Hay algo mas emocionante que decidir tu próximo destino? Investigar sobre el, toda la preparación, la espera hasta que llega el día de partir. Una vez allí, dejarte llevar, dejar de mirar el reloj, no saber si es lunes o viernes, solo pensar en que hacer en cada momento, vivir cada día de forma muy intensa, una nueva aventura, no dejar de aprender. Que lo desconocido te sorprenda, que desde que te levantas hasta que te acuestas, tus cinco sentidos estén a flor de piel para poder absorberlo todo, cada estímulo, cada imagen, cada olor, cada sabor, el tacto de las cosas. Volverte curioso como un niño, todo es nuevo. Descubrir.

Tu mente se abre y lo desconocido pasa a ser parte de ti, algo incluso familiar. Tomar un té a mas de cuarenta grados en Marruecos, mascar hoja de coca en Perú para combatir el mal de altura, comer insectos en Tailandia, beberte un coco en una playa de Cuba, tomarte una sopa de algas en Japón...

Aprender diferentes tipos de vida, como la gente es feliz con mas y con menos, sin cosas necesarias para ti o con cosas de las que nunca antes habías oído hablar. Soñar despierta o, darte cuenta de que estas viviendo tu sueño, que estas en ese lugar en el que siempre has deseado estar. La gente que conoces, porque al final, no importa el lugar, si no la gente que allí encuentras, con los que vas, con los que compartes aquello.

Intentar capturar con tu cámara todo lo que estás viendo. Mítica frase "la foto no es tan bonita como la realidad, no capta lo especial que es". Claro, aun las cámaras no pueden captar todas las sensaciones que ese lugar te hace sentir, pero tiempo al tiempo, pronto lo harán...

No sentirte perdido si te sales del camino si no afortunado por haberlo hecho. Idealizar esos momentos, esos lugares, las cosas que allí viviste, incluso las malas experiencias se convierten en anécdotas graciosas. Pensar en esos momentos únicos, sonreir anhelante. 

Esto es lo que significa para mi viajar, pero ¿Y vivir en otro país? 

Sería básicamente la misma idea pero en un tiempo mas prolongado. A ello le añadiría el poder conocer en profundidad una cultura, sus tradiciones, idioma, abrirte y hacer cosas que en tu país ni si quieras hubieras pensado hacer. Hablar con desconocidos, dejarte llevar por tus sensaciones o corazonadas. Conocer nuevos amigos de todo el mundo con ideales parecidos a los tuyos, con curiosidades similares. Sentir esa sensación con dos caras, la de ser de otro país, a veces difícil, otras, sin embargo, te hace sentir especial.

¿Podré algún día ser feliz viviendo en España haciendo viajes de vez en cuando como la mayoría de los mortales? ¿O debería asumir que soy una nómada o que tengo el síndrome del eterno viajero?

En cualquier caso, por los próximos tres meses viviré Roma lo mas intenso posible. Es aquí donde estoy ahora así que a disfrutarlo. Lo que llegue después, llegará.



Otras entradas que te pueden interesar:





19 comentarios:

  1. Tengo totalmente el síndrome del viajero.....es la cosa de no saber en verdad de donde eres, porque estas echa de pedacitos de muchos lugares.. tengo 22 años tengo la suetre de haber pasado dos veranos trabajando en Suiza, llorando cual magdalena el día de volver y desando con todas mis fuerzas que algún día llegara a ese pueblecito el metro de madrid, ahora hace un año que vivo en reino unido, la gente me llama valiente o atrevida, pero yo lo veo como algo obligatorio y de lo mas normal como el que termina primaria y se matricula automáticamente en la ESO porque es "el curso de la vida", yo de pequeña ya había viajado y entonces dije que "de mayor yo quiero vivir fuera de España", dicho y echo aquí estoy "de mayor" cumpliendo con mi palabra y lo mismo la gente me dice que cuando voy a volver y nunca se responder porque creo q tengo mas el pie en descubrir un nuevo país q en volver a España, porque con la que esta cayendo si tengo algun gusanillo de volver se me quita en unos segundos.
    Un saludo y Enhorabuena Tita!! ^_^

    Nadja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo perfectamente Nadja. Al final, se convierte en un modo de vida...Siempre hay algún lugar nuevo que descubrir y nunca parece ser suficiente para parar :) ¿Quien sabe? Quizás llego algo/alguien que nos haga parar en un sitio, sin dejar de viajar claro... Un abrazo y muchas gracias!

      Eliminar
  2. Es muy fácil tener el síndrome del viajero si se tienen los medios necesarios para ello, por poner uno podemos decir "dinero"
    Este el blog de una tía con pasta que viaja por todo el mundo. Pues vale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La envidia... ese mal tan español.....

      Eliminar
    2. Gracias, Pedro, te me has adelantado.

      Este blog no es de una "tía" (qué término tan despectivo) con pasta. Es el blog de una persona que se lo curra para disponer de los medios necesarios y llevar a cabo lo que tú ni yo tenemos arrestos de hacer: viajar y vivir en otros países.

      Marta: ¡Qué alegría leerte de nuevo! ¡Enhorabuena! Gracias por compartir el vídeo, me ha hecho pensar... y mucho.

      Eliminar
    3. No creo que sea envidia precisamente. Me he recorrido medio mundo y vivo en el extranjero. Lo que digo es que el síndrome del eterno viajero sólo se puede hacer si tienes pasta, no hay más, ni persona que se lo curra ni historias. Vivir viajando es imposible.

      Eliminar
    4. ¡Ojala fuera una "tía con pasta"! Entonces, conocería muchos mas lugares de los que conozco. Es cuestión de prioridades. Gracias por estar al otro lado, ¡un abrazo!. Os dejo que me tengo que ir a trabajar... ;)

      Eliminar
  3. "Anónimo": vivir viajando es posible. Tengo un amigo que vive así.

    Y lo dejo aquí porque no me apetece perder energía discutiendo ideas encorsetadas y preconcebidas.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades Marta por el sobrino que esperas.
    Anónimo, yo leo un monton de blogs de gente que vive viajando sin ser rico, simplemente trabajan ahorran y viajan.
    No tiene sentido que hayas recorrido medio mundo y hagas ese comentario. Permiteme que que tenga mis dudas, cosa que por otra parte me da igual.

    ResponderEliminar
  5. Te felicito Marta, ser tía es una de las mejores cosas del mundo, yo tengo dos sobrinos que son mi debilidad. Te quieren y lo mejor es que los puedes querer!!
    Suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Si, se que será algo increíble :)

      Eliminar
  6. soy fan de tu blog y también me considero eterna viajera pero siempre he ido de un lado a otro trabajando como una loca. no me queda muy claro a qué te dedicas en Italia pero oye, que lo importante es que ye vaya bien y que seas feliz. Y parece que esto es así.

    ResponderEliminar
  7. Hola Marta, creo que todos te admiramos mucho por aquí, aunque sí nos gustaría saber que se puede hacer para poder vivir como lo haces tu, danos una pista! Simplemente porque muchos queremos hacer lo mismo y nos gustaría que nos lo contases (si se puede) Un abrazo guapa!

    ResponderEliminar
  8. Hola chicas, desde que salí de España, me he dedicado a enseñar español en todos los sitios donde he vivido, eso, y cualquier otro trabajo que saliera extra como babysitter, camarera, repartir panfletos, traductora... Lo bueno de enseñar español es que te llevas el trabajo vayas donde vayas, siempre hay gente interesada en aprender español :) Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  9. Espero tener un día ese síndrome, jejeje... apenas estoy comenzando a viajar por el mundo, ando por Sydney y recordé cuando dijiste que te pareció mucho mas duro Sydney que New York, y realmente Sydney es una ciudad que a uno le cuesta bastante al principio, pero bueno con todas las ganas. Felicitaciones por tu sobrino. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que llegará... :) Muchas gracias y ánimo en Sydney! Un abrazo :)

      Eliminar
  10. Enhorabuena por tu nuevo sobrino Marta!! Yo hice lo mismo cuando fueron naciendo mis 4 sobrinos, ... y aunque los echas de menos muchísimo, no puedes pararte porque ellos tienen su vida y tu necesitas la tuya.
    Un beso enorme!!!
    Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pilar!! Creo que me pasará lo mismo... no me puedo parar mucho tiempo quieta :) Un beso grande!

      Eliminar