miércoles, 27 de abril de 2011

DÍA 3: MISA GOSPEL, TEATRO APOLLO, COMIDA CON ALMA, QUINTA AVENIDA Y PERRITO EN TIMES SQUARE

Madrugada para poder llegar a tiempo a la misa Gospel en Harlem. Una hora en metro, después de pasar a por el café de la tienda latina pero esta vez sin canela. 

La mayoría de la gente piensa que Harlem es un barrio peligroso. He estado viviendo en diferentes zonas de Harlem durante mas de nueve meses y nunca me ha parecido peligroso así que cada vez que viene alguien a visitarme procuro llevarle a Harlem para que vea que además de ser un barrio que no tiene peligro, o al menos las zonas que yo conozco, tiene su encanto y la gente es muy agradable.

Cuando salimos del metro apareció mi otra amiga y nos fuimos las tres a la misa Gospel. Hay bastantes iglesias en Harlem donde se puede ver una misa Gospel pero en algunas tienes que pagar y en otras hacer una cola interminable. Hace un año o así fuí a la que sale en todas las guías y estuve esperando más de una hora en la cola para que nos dijeran que ya no cabían más turistas, menuda gracia. Así que esta vez fuimos a una pequeña que no mucha gente conoce pero que es auténtica.

Fuimos a la White Rock Baptist Church. Desde fuera no parecía ni una iglesia. Me asomé para ver si estaba abierta y cuando entré vi un ataúd con una sábana blanca. Salí y se lo dije a mis amigas. Faltaban cinco minutos para que empezara la ceremonia pero no había mucha gente alrededor así que le pregunté a una de las mujeres que había cerca y me dijo que la misa empezaría en un par de minutos. Nos invitó a entrar y nos dijo que iba a ser una experiencia para nosotras y que ellos estarían muy agradecidos por que compartiéramos con ellos ese día tan especial, era domingo de ramos.

Entramos y una especie de enfermera, o eso parecía por como iba vestida, nos sentó en uno de los bancos y nos dio la bienvenida. Poco a poco la iglesia se empezó a llenar. Solo había tres turistas detrás de nosotras y nosotras, el resto eran fieles de la iglesia, todos de color menos nosotros.


La que luego supimos que era la mujer del pastor pasó banco por banco para saludar a todas las personas que allí estaban. Una mujer de unos sesenta y tantos años pero no veas con que fuerza nos apretó la mano que nos hizo daño y todo. Nos dieron un abanico pero no hacía calor para nada.

Un coro de unas veinte personas estaba situado al fondo, todos vestidos de negro y blanco. Empiezan a cantar, al estilo sister act, con una voces increíbles y a varios tonos y así por unos veinte minutos. Nosotras aplaudiendo, de pie, bailando, siguiendo las coreografías, todo el mundo súper emocionado viviendo la música, nosotras mirándonos como diciendo “¡vaya espectáculo!¡Que divertido!” dolor de manos de tanto aplaudir, aplaudiendo con las manos en hueco porque las teníamos no rojas, granates de tanto dale que te pego, metidas totalmente en el cántico, se repetían las estrofas así que pasado un tiempo ya estábamos hasta cantando. Dejan de cantar, salé una señora a leer. Dio todos los datos de todas las ceremonias que estaban planeadas para la semana santa con horas, direcciones, nombres de las iglesias...

Un poquito mas de cántico, ahora con música, un chico tocando la batería, la gente en los bancos se había traído las panderetas de sus casas y el director del coro haciendo gorgoritos, otra vez bailando como locas y con las manos ardiendo.

video

Sale el pastor a hablar. Saluda a la gente que está allí, da las gracias por haber ido, la gente de los bancos gritando de vez en cuando “¡Aleluya!” o “Amen” de forma anárquica, nada de cuando lo diga el pastor el resto repite, aquí cada uno cuando lo sienta. Recogida de donativos.

Sale una mujer de los bancos y se dirige a la zona donde estaba el pastor, coge el micrófono. “Queremos dar las gracias a todas las personas que vienen desde lejos para compartir con nosotros esta celebración así que por favor, toda persona que no sea de la comunidad que se levante y diga su nombre y de donde viene” mis amigas y yo nos miramos como diciendo “¿nos levantamos o que?” y nos pusimos de pie. Varias personas se pusieron de pie, eran americanos pero habían venido de otras partes del país, luego estaban los mejicanos de atrás, unas italianas que acababan de llegar y que duraron doce minutos en la iglesia y nosotras. Mi amiga saludo y luego fue mi turno “Hola mi nombre es Marta y soy de España” “¡Aleluya! ¡España!” y todo el mundo aplaudiendo y mirándonos sonriendo, después le toco a mi otra amiga y siendo las tres del mismo sitio todos aplaudieron emocionados como si hubiéramos dicho países totalmente diferentes y a cual mas exótico. Saludamos a todas las personas que no eran de la comunidad y pasamos a la siguiente parte.

Sonó la música y niños y adultos vestidos completamente de blanco aparecieron de la parte de atrás de la iglesia cantando y bailando una coreografía. Todo el mundo cantaba y aplaudía. Nosotras acaloradas de tanto trajín, ahora entendíamos el porque del abaníco.

video

Después un hombre subió a la zona del micrófono y empezó a contar su experiencia sobre como había llegado a la iglesia y lo importante que era ahora para él, los “aleluya” y los “amen” no se hacían esperar.

Llevábamos dos horas en la iglesia pero parecía mucho menos tiempo, era como un espectáculo de Broadway, música, coros, bailes, coreografías, discursos, presentación de la gente…faltaba el sermón y fue justo lo siguiente en llegar.

Momento sermón. Eso parecía el club de la comedia. El pastor hablando y todo el mundo partiéndose de risa, pero a carcajadas, y el pastor seguía. Hablaba sobre cosas serías pero dándole un toque de humor. No se como pero acabó hablando de las relaciones de pareja y diciendo que él sabía que lo que toda mujer necesitaba era un Bob, ¡que resultó que era él! Muy gracioso, parecía más un cómico que un pastor. Eso sí es una misa divertida y no algunas a las que he asistido en España.

La gente participa y no es menos que el pastor, el pastor es un de ellos, ni si quiera tienen altar ni una iglesia muy decorada. Ellos viven de verdad y sienten y creen y no importa cuanto oro tengan o si los candelabros tienen piedras preciosas o no, es sentimiento real y aunque nosotras no somos las más creyentes nos hicieron sentir parte de la comunidad e incluso mi amiga salió diciendo que ojala pudiera creer en algo tan profundamente como lo hacen ellos.

Nos damos la paz, todo el mundo dando se abrazos y sonriendo, unas cuantas personas se acercaron a darnos la paz a nosotras, entre ellas la mujera a la que le había preguntado en la entrada antes de empezar. Recogida de donativos.

Pero la misa no había terminado. Después del sermón mas música, desfile de los miembros del coro y de las personas que ayudan allí, entrega de placa de agradecimiento al cocinero de la comunidad y después nos fueron dando uno a uno las palmas del domingo de ramos y, después de tres horas y media de celebración y de que la gente empezara a dar cabezadas, el pastor dijo que la gente que tenía prisa se podía ir, que iban a dar la comunión para los que se quisieran quedar pero después de toda la mañana en la iglesia, a pesar de que fue muy divertido durante la mayoría del tiempo, decidimos irnos. La gente se despedia de nosotras y nos agradecía que hubieramos ido y nos deseaban buen viaje de vuelta a España. Una experiencia muy interesante que recomiendo.

Con más hambre que los pavos de Manolo, nos fuimos a Sylvia´s, que es un restaurante del que ya he hablado, típico de comida americana tradicional y con mucha historia. Está muy cerca de la iglesia así que fuimos a comer allí pero había una lista de espera de una hora así que nos fuimos a dar una vuelta por el barrio para enseñarles a mis amigas Harlem.

Vimos el Teatro Apollo, un teatro donde los grandes de la música negra han actuado. Este fue el teatro donde los Jackson five hicieron su histórica actuación en 1969. Las casas típicas de la zona y básicamente un paseo por las calles de alrededor.


Llegó nuestras hora de comer en Sylvia´s y pedimos el plato típico, pollo frito y gofres con caramelo. Suena muy raro y parece imposible que esa mezcla esté rica, pero lo está J

Durante la comida en el restaurante el espectáculo no paró. Una cantante de música gospel en directo iba cantando por todo el restaurante y hablando con los comensales.

Me fui a dar clases y quedé con mis amigas en la escultura de Atlas enfrente de la catedral de San Patricio para ver toda esa zona. Atlas, San Patricio, Rockefeller Center (¡aun está la pista de patinaje sobre hielo!) y las tiendas de alrededor en la quinta avenida. Había muchísima gente porque era domingo y además hacía muy buen día así que estaba plagado.


Y como nos habíamos cansado de las multitudes decidimos ir a una zona mucho mas tranquila, Times Square. Es lo que mas le ha gustado de la ciudad a mi amiga y creo que todos los días de los ocho que ha estado aquí hemos pasado al menos una vez por Times Square. Fuimos a ver la tienda m&m, y a coger algún m&m al despiste y después de dar una vuelta nos tocó hacer algo que toda persona que visita Nueva York tiene que hacer, comer un perrito caliente en uno de los puestos. Nos pedían $3 por perrito que no es mucho pero es que cuatro calles mas abajo los mismo puestos te los venden por $1 así que después de regatear conseguimos la oferta del día, tres por $7 J Después del perrito, a casa cansadas de mas de catorce horas de trote.

Otras entradas que te pueden interesar:



7 comentarios:

  1. Jo...que suerte tuvo tu amiga de tenerte como guia...
    Que envidia...lo de la misa gospel me ha encantado...es una de las cosas que me faltó a mi cuando fui,si alguna vez vuelvo...ire a la que tu has ido ;)
    m.o.c.o.

    ResponderEliminar
  2. Cuando fui a NY no me acuerdo por que pero no fuimos a la misa gospel creo q fue por falta de tiempo, el caso q siempre lo había visto solo en películas pero aun así siempre me han gustado y siempre he dicho q ojalá las misas de España fueran así.
    Como dice m.o.c.o. qué suerte tiene tu amiga! pero tranquila que tomo nota para la próxima vez no perderme nada :)

    ResponderEliminar
  3. m.oc.o y N, tomad nota para cuadno vengais porque merece la pena! ya te digo N, si las misas catolicas fueran asi otro gallo cantaria...Un abrazo para las dos :)

    ResponderEliminar
  4. He de reconocer que este blog me tiene enganchado. Me conecto casi todos los dias esperando leer nuevas vivencias...Me encanta tu forma de contar tus pequeñas aventuras del dia a dia. Yo iré para alla en breves para quedarme un par de meses...pero quien sabe... Despues de leerte me decidi a dar ese pequeño paso que me hacia falta. Gracias por compartir una pequeña parte de tu vida y hacernos soñar a los que todabia no estams ayi.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por escribirme :) me alegra que te guste el blog y sobre todo me encanta que vayas a venir aqui a vivir por ti mismo/a la experiencia. Estoy segura 100% que te va a cambiar la perspectiva de las cosas despues de vivir aqui. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Disculpame la pregunta pero a que hora empieza la ceremonia? Yo voy a ir el domingo 9 de febrero. Tenes idea como llego desde JFK hasta ahi?. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  7. Hola Nicolas, la verdad es que no recuerdo bien pero juraría que a las 10. Para llegar desde el JFK, el metro te deja al lado y es un trayecto, largo, pero directo. Espero haberte ayudado. Un saludo!

    ResponderEliminar